Las odio.

Vivo rodeada de embarazadas. Mi comadre, la Muñec@, Pelito, la Jitomatini, por donde miro, hay barrigas. Y fué precisamente en uno de los baby showers donde me di cuenta de que hay dos tipos de “premiadas”. Las Tiernas-Unicornios-Happy-Creando-Vida-Todo-Amor y las Haters.

Cualquiera que haya leído medio post en este blog, sabe por supuesto, que yo pertenezco al segundo grupo. Pero quisiera empezar por decirles que no hay nada que le moleste más a una “Odiomiembarazo” que una “Amomipanza”.article-0-1496C948000005DC-638_634x453

Las Rositas Fresitas del mundo pre-mamá son las culpables del famosísimo “glow”. Te ves divina, dicen, todo te mejora, el pelo, la piel. Es maravilloso, sentir como crece tu bebé, hacer tu nido y empollar. Todo mundo es amable contigo, tienes preferencia en el estacionamiento y no haces fila en ningún lado. Bullshit, digo yo.pregnant-sad-face

Una Hater auténtica, estará de acuerdo conmigo en que por más que te pongas a dieta, no subas ni 4 gramos, te ves y te sientes como la ballena más grande del océano, punto. Tus hormonas están por los cielos, y los cambios de humor hacen que no te aguantes ni tú. No puedes comer nada crudo ( bye bye sushi), de preferencia cero enlatados, nada de cosas light (mi adorada Coca Light). Si te sientes mal, que de hecho, es un día sí y otro también, no puedes tomar ni un mejoralito. Hay que aguantar malestares, nauseas, agruras, incomodidades, dolores de espalda, hinchazón de pies, manos y nariz ( Sí, ¿Nariz también?), y en algunos casos, ciática (¿verdad Muñec@?), taquicardia (Muñec@ check otra vez), estreñimiento (ajá, Muñec@ AGAIN), falta de aire, fatiga.No puedes dormir bien, la ropa es horrible (es poco adjetivo, es Mega-Horrible).Y cuando nacen, se te estropea la vista, los dientes, te salen estrías, se te cae el pelo, y si bien te va, no te deja amorfa de por vida y…. ¿ya para qué sigo?. Nada de esto se compensa con un lugar de estacionamiento en la puerta del súper. ¡Ahh! y mejor no entro en detalles, de todas las opiniones y comentarios que escuchas sobre lo que TIENES que hacer. Siempre hay miles que se meten. Todo mundo te informa de su parecer con respecto a tu persona y tu futura criaturita.

Lo que sí considero es la mejor parte del embarazo, es el sentir a tu bebé dentro de ti. Es una sensación muy extraña al principio, pero es lo máximo. Te hace sentir la más tierna, crees en unicornios, eres la más feliz porque estas creando vida y todo está lleno de amor.

Y, ¿qué quieren que les diga?, por más “Odiomiembarazo” que seas, no conozco a nadie que no AME el resultado. Y tampoco sé de nadie que piense que no vale la pena pasar por todo eso.

Por mi hija lo haría mil veces más. Aunque yo sea odiosa. Punto para las Haters.